Beneficios y riesgos del
tratamiento de administración
dirigida de fármacos
(Liberación de Fármacos)


Como en cualquier otro tratamiento, deberás considerar tanto los beneficios como los riesgos de continuar con un tratamiento de administración dirigida de fármacos.

¿Cuáles son los Beneficios de la Terapia
de Administración dirigida de fármacos?

El tratamiento de administración dirigida de fármacos ofrece diversos beneficios, incluyendo:

  • Alivio efectivo del dolor
  • Mejora en la funcionalidad y participación en tus actividades cotidianas
  • Dosis más bajas de medicamentos (comparadas con otros fármacos), lo cual podría resultar en una reducción en los efectos secundarios
  • Disminución en la dependencia de analgésicos orales

Además, este tratamiento:

  • Ha demostrado ser seguro y efectivo cuando se usa conforme a lo indicado
  • No implica cambios permanentes en la médula espinal o en los nervios
  • Puede ajustarse para liberar el medicamento de acuerdo a tu nivel de actividad y patrones de dolor.
  • Le permite realizar pruebas terapéuticas durante un corto periodo de tiempo antes de comprometerse con una terapia a largo plazo.
  • Es reversible: el tratamiento puede apagarse o removerse quirúrgicamente, si deseas.

¿Cuáles son los Riesgos de la Terapia
de Administración dirigida de fármacos?

Tanto la bomba como el catéter deberán de implantarse completamente debajo de la piel. Es posible que existan algunas complicaciones quirúrgicas como infección, filtraciones de líquido espinal y dolores de cabeza. No debes someterte a este procedimiento si tienes infecciones activas al momento del implante.

Una vez que el sistema de infusión haya sido implantado, pueden ocurrir diversas complicaciones del sistema, lo cual requeriría de diversas cirugías para resolverse. Estas complicaciones pueden ocasionar una liberación menor o mayor de fármacos, lo que puede ocasionar problemas severos, e incluso poner en riesgo la vida del paciente. Las posibles complicaciones incluyen que el catéter o la bomba se muevan dentro del cuerpo, o que se desgasten por el contacto con la piel. El catéter puede presentar filtraciones, rasgaduras, torceduras, o se puede desconectar. La bomba puede detenerse debido a que se le acabaron las baterías, o porque hay alguna falla en otra parte del sistema de infusión. Además, se ha reportado que existe crecimiento de masa inflamatoria en la punta del catéter, lo cual puede causar complicaciones, incluyendo la parálisis.

A su vez, consulta con tu médico los beneficios y los riesgos de este tipo de tratamiento.

Accesos Rápidos 

Autoevaluación
Comunidad
Diario de Dolor
Guía de Discución
Historia Pacientes
¿Médico Correcto?