RECUPERACIÓN POST CIRUGÍA


Sigue tu plan de recuperación

Con fusión cervical o sustitución de disco cervical tu equipo médico armará un plan de recuperación específico para tus necesidades. Mantén a tus médicos informados sigue sus instrucciones y entra en contacto con ellos en caso de que tengas preguntas. Así maximizarás tus opciones de recuperación.


Curando la insición

Con la fusión cervical o sustitución de disco cervical, las incisiones se hacen al frente dl cuello. Esta zona del cuerpo normalmente se cura muy bien.

¿Qué esperar después de la cirugía?

Pregunta a tu médico acerca de tu plan de recuperación específico a tu postcirugía. Es importante seguir cuidadosamente las instrucciones de tu médico para recuperarte de la cirugía lo más rápido y de la mejor manera posible. Tú puedes esperar permanecer hospitalizado aproximadamente por un día. Tal como sucede después de cualquier cirugía importante.

Es normal que se presente incomodidad durante el periodo de rehabilitación.

  • Prescribir un medicamento para controlar dolor y náuseas.
  • Mostrarte como cuidar tu herida antes de ir para casa.
  • Mostrarte como cuidar del tubo de drenaje en tu herida, se hace como parte de la terapia.
  • Discutir un programa para aumentar gradualmente tus actividades.
  • Decirte que uses una cinta cervical después de cirugía.
  • Informarte sobre las actividades físicas que debes evitar.
  • Programar consultas para evaluar tu progreso o para algunas cosas precisas que deban ser evaluadas durante tu recuperación.

Terapia física

Después de la cirugía, tu médico puede referirte a un fisioterapeuta para practicar ejercicios para mejorar tu fuerza y aumentar tu movilidad. El objetivo de la fisioterapia es ayudarte a retomar tu actividad lo más rápido posible, usando movimientos seguros del cuerpo y proteger la columna vertebral. Eso seguramente incluye ejercicios de fortalecimiento del cuello. También puedes aprender nuevas maneras de mantener el cuello para evitar nuevos daños o reincidencia de la lesión en la columna vertebral.

Señales de aviso

Cuando el tratamiento conservador, como descanso y fisioterapia no alivian el dolor u otros síntomas asociados a un disco cervical deteriorado, puedes ser candidato para cirugía de cuello.

Entra en contacto con tu médico inmediatamente si:

  • Tienes fiebre;
  • Tu herida comienza a escurrir sangre o pus (un líquido grueso y amarillento, que puede contener bacterias).
  • Tienes problemas para tragar o respirar.
  • Tienes problemas para orinar.
  • Tienes dolor en el cuello o los brazos.

 

Accesos Rápidos 

Autoevaluación
Comunidad
Diario de Dolor
Guía de Discución
Historia Pacientes
¿Médico Correcto?