DOLOR DE ESPALDA AGUDO


El dolor de espalda agudo habitualmente se describe como un dolor muy fuerte o sordo, que normalmente se siente de forma intensa en la parte inferior de la espalda. Este puede ser más agudo en una zona que otra, y en ocasiones puede ser intermitente, pero normalmente es constante y sólo varía la intensidad.

El dolor de espalda agudo puede estar provocado por una lesión o trauma de espalda, pero también es frecuente que no tenga ninguna causa conocida. Si tiene dolor de espalda agudo, incluso cuando es intenso puede que se recupere en un periodo de 6 a 8 semanas.

Aproximadamente la mitad de todos los pacientes con dolor de espalda sufren dolor agudo causado por trauma. Una contusión o un músculo desgarrado por una lesión de espalda pueden causar dolor. Los pacientes con cualquiera de estas afecciones suelen disminuir sus actividades. En la mayoría de los casos, el tratamiento a corto plazo tiene éxito.

Conoce la historia de Marcela Vazquez, que tuvo un accidente en la espalda y desarrolló dolor crónico.

DOLOR DE ESPALDA CRÓNICO


El dolor de espalda crónico se describe como intenso, sordo o ardiente en una zona de la espalda y las piernas (también conocido como dolor radicular). Puede experimentar entumecimiento, ardor o un tipo de sensación de hormigueo en las piernas. Las actividades diarias habituales pueden volverse difíciles e incluso imposibles. También puede resultar difícil o insoportable trabajar.

El dolor de espalda crónico puede ser el resultado de una lesión anterior que se curó hace tiempo o puede tener una causa continua, como daño en algún nervio o artritis. Si sufres de dolor de espalda crónico, habla con tu médico sobre las opciones de tratamiento indicadas para ti.

Accesos Rápidos 

Autoevaluación
Comunidad
Diario de Dolor
Guía de Discución
Historia Pacientes
¿Médico Correcto?