¿QUÉ ES LA ESPONDILOLISTESIS?


La ciática, la radiculopatía, y las hernias discales van de la mano. Aprende la diferencia y entiende cómo se tartan

¿Cuáles son los síntomas de la espondilolistesis?

El síntoma más común de la espondilolistesis es el dolor en la espalda baja. A veces, una persona puede desarrollar la lesión (espondilólisis) a corta edad, y no tener síntomas hasta que cumplan 35 años, cuando una torcedura repentina o un movimiento mal hecho al levantar un objeto cause un episodio agudo de dolor de espalda y piernas.

El grado de desplazamiento vertebral no está directamente relacionado con la cantidad de dolor que una persona pueda presentar. Algunas personas con espondilolistesis podrían presentar síntomas asociados con alguna otra lesión. Además del dolor de espalda, las personas con espondilolistesis podrían presentar dolor en las piernas. En este caso, es posible que exista una disminución en el área en donde los nervios salen del canal vertebral, lo que irrita la raíz del nervio.

Tipos de Espondilolistesis

La espondilolistesis se divide oficialmente en cinco principales tipos:

Displásica

La espondilolistesis displásica es causada por defectos congénitos (desde el nacimiento) cuando se forma una parte de la vértebra llamada carilla articular (o faceta). Este defecto puede hacer que la vértebra se desplace hacia la parte anterior.

Ístmica

La espondilolistesis ístmica es causada por un defecto en una región de la vértebra llamada pars interarticularis. Este defecto puede hacer que la vértebra se desplace hacia adelante.

Degenerativa

La espondilolistesis degenerativa ocurre cuando las articulaciones, debido a la aparición de artritis, pierden su capacidad de mantener la columna vertebral alineada en su posición normal. Esto puede hacer que la vértebra se desplace hacia adelante.

Traumática

La espondilolistesis traumática es causada por un traumatismo o una lesión en la vértebra. Una fractura en el pedículo, lámina o facetas puede ocasionar que las vértebras se desplacen hacia adelante.

Patológica

La espondilolistesis patológica es causada por una debilidad estructural en el hueso, generalmente ocasionada por alguna enfermedad, tales como un tumor o alguna otra enfermedad ósea. Esta debilidad puede causar que la vértebra se desplace hacia adelante.

¿Cómo se diagnostica?

Muchas personas con espondilolistesis podrían presentar síntomas intermitentes y deformidades muy poco visibles. Por lo general, el primer síntoma físico de espondilolistesis es el endurecimiento de los tendones de la corva en las piernas.

La mejor forma para diagnosticar un caso de espondilólisis o de espondilolistesis es a través de la obtención de rayos x en la columna lumbar. La espondilolistesis es más visible a través de imágenes laterales u oblicuas en la columna. Sin embargo, en algunos casos los estudios especializados a través de imágenes tales como la grammagrafía ósea o la exploración CT o TAC podrían ser necesarios para realizar un diagnóstico adecuado. Las personas con pares displásicos presentan alargamiento en la región interarticular, así como alteración en los pedículos. Esto generalmente es visible únicamente a través de una exploración CT.

¿Cómo se trata?

Los tratamientos no quirúrgicos más comunes para la espondilólisis y la espondilolistesis incluyen el descanso, seguido de ejercicios de fortalecimiento del tronco y el abdomen. Los terapeutas físicos podrían ayudarte a mejorar e indicarte la manera correcta de realizar dichos ejercicios sin empeorar los síntomas. Si presentas dolor de piernas, puedes tomar medicamentos anti inflamatorios.  Los aparatos de soporte rara vez son necesarios, pero podrían ayudarte a reducir los síntomas. Las inyecciones de antiinflamatorios corticoides también pueden servir.

Es posible que los pacientes con espondilólisis necesiten cirugía para reparar el defecto en el pars interarticularis solo en caso de que las medidas no quirúrgicas como la terapia y los ejercicios físicos no hayan aliviado los síntomas. Es posible que se tenga que realizar algún procedimiento quirúrgico en los pacientes jóvenes que no presentan desplazamiento con el fin de reparar los defectos en el pars interarticularis. Podría requerirse una fusión espinal en los pacientes de edad adulta y en aquellos que presentan cierto grado de inestabilidad. En caso de que se presente algún desplazamiento, el tratamiento intentará corregir la presión en el nervio y estabilizar la columna vertebral. Es muy posible colocar todo en su posición normal de alineación.

 

Referencias
Seimon, Leonard P. Low Back Pain: Clinical Diagnosis & Management. Norwalk: Appleton-Century-Crofts, 1983.
Orthopaedic Knowledge Online: Orthopaedic Review. Ryan Dopirak, MD. Agosto de 2004. Capítulo 53: Spondylolysis and Spondylolisthesis. Acceso: abril, 2014.

Accesos Rápidos 

Autoevaluación
Comunidad
Diario de Dolor
Guía de Discución
Historia Pacientes
¿Médico Correcto?